sábado, 14 de noviembre de 2009

un año




El próximo 16, este conjunto de posits, cumplirá un año.
Se dice pronto.
Lo inicié principalmente, como un pequeño espacio "íntimo" en la red donde volcar toda esta frustración que trae consigo la cultura cuando va de mano de la política. Y por supuesto, para compartir pequeñas cosas, uno no sabe muy bien con quién.
Siempre que le comento a alguien, que no inicié este blog para darme a conocer en ninguna de las esferas que podamos imaginar o suponer, ese alguien se ríe de mí y me enfrenta a lo absurdo de mis palabras, lógico.
No sé si ha servido para algo más que para crearme algún que otro problema.
Y en estos días me he parado a pensar en la necesidad de autocensurarme y cerrar el blog, sin decidir aún si por tiempo indefinido o hasta la próxima semana...
No quisiera hacerlo sin antes, ajena a mi costumbre de no contestar o replicar a los comentarios que se vierten aqui, contesto al último, y agradezco a José María sus palabras, que han sido las que todo editor quiere oir de cualquier escritor, y que me han llenado en este preciso instante de luz y calorcito.
Sin embargo, querido amigo, he de comentarte, que no todos los escritores son, piensan y actúan como has hecho tú. Me reservo el derecho de réplica, y quizás, en un próximo posit de cuento.

7 comentarios:

Juan Enrique Soto dijo...

Siento "escuchar-leer" estas tristes palabras. Yo, que aún no os conozco como editores (aunque estoy a la espera de que el próximo año publiquéis mi primera novela "El silencio entre las palabras"). Apenas hablé unos minutos en la Casa de Campo de Madrid con el editor (no recuerdo el nombre y es que los nombres para mí son lo que siempre olvidaré después) durante la firma de una de vuestras autoras.
Y digo que son tristes porque para los autores el panorama de la publicación no puede ser más descorazonador, sobre todo, si se es de los que se consideran con alguna posibilidad.
Reconozco que entro a menudo en vuestro espacio virtual para ver cuántas e ilusionantes presentaciones tenéis pendientes y también (aunque ésto no lo reconocería públicamente) para asegurarme (ahora que tengo tan cerca el libro impreso) de que la coyuntura actual no os ha engullido.
Sin vuestros proyectos inquietos e independientes muchos escritores amontonaríamos más y más páginas en los desvanes de la frustración alimentando autoestimas maltrechas y ratones comepapel.
Si necesitais aire que os impulse, os insuflo todo aquel que me sobra (me quedo sólo lo suficiente para ir tirando). Vuestro ánimo es el nuestro.

José María Pérez Collados dijo...

En el blog "El alma disponible" (que se lee creo que bastante: http://elalmadisponible.blogspot.com), se publicó un post el pasado 10 de noviembre acerca de dos libros vuestros (muy especialmente acerca de "Marihuana para los pájaros", de Raul Núñez). La palabra que se utiliza en relación con vuestro trabajo de editores es: admiración.
Un abrazo grande.

David Pérez Vega dijo...

Hola Ángeles:

Lo de cerrar el blog plantéatelo si no tienes ganas de seguir, pero no por sentir que debas callar.
Decía George Orwell que no hay peor censura que la autocensura.

Ánimo

Luna dijo...

Oye bonita, pero qué es eso de que te vas, así, sin pedir opinión a tus lectores y lectoras. Por mi parte, elevo una enérgica protesta y mucho más si el argumento para "chapar" es la autocensura. Anda, piénsatelo y deja que tis gatitos se sigan expresando.
Besos.

Fernando dijo...

Me gusta leer tu blog, así que te animaría a que no lo dejaras, pero tú decides, claro. Ánimo con vuestra labor editorial. Creo que tenéis mucho mérito nadando contracorriente.
Un abrazo.
Fernando Martínez López

Anónimo dijo...

Nada de abandonar, Ángeles, sino todo lo contrario. Mucho ánimo.

Luis Miguel R.

Anónimo dijo...

No te vayas, por favor...